9 consejos para un buen ensayo

Cantar en un coro no es un deber ni una obligación. Es algo que hacemos por placer, por libre compromiso y por la satisfacción que recibimos al realizar una afición.

Pero precisamente por ese libre compromiso el tiempo de los cantantes es de oro: los ensayos deben exprimirse al máximo, aprovechar cada segundo para aprender algo nuevo. Y en esa disposición el cantante de coro debe ir adquiriendo una serie de habilidades o destrezas propias de la actividad. Algunas van con la personalidad de cada cantante y otras se van aprendiendo con el tiempo. Pero todas ellas suman en positivo para que los ensayos sean de máxima utilidad.

¿Quieres saber cuáles son? Vamos con ellas:

1. Sé puntual

Todos tenemos situaciones en nuestra vida cotidiana que nos pueden hacer llegar tarde a un ensayo. Llegar puntual a los ensayos –o incluso con un poco de antelación- nos permite socializar y saludar al resto de cantantes, centrarnos en la actividad que vamos a hacer y participar en ella desde el primer momento.

Además, al principio del ensayo es cuando el director suele dar algún aviso importante y se realiza el calentamiento vocal, tan importante y necesario para la práctica del repertorio que vendrá después.


2. Lleva siempre tus partituras y útiles de escritura

¡No hay música sin partituras! Es muy importante llevar las partituras del programa que se esté preparando al ensayo. Y si es en un portafolios con fundas, o archivador, mejor. Llevar las hojas sueltas en la mano denota falta de interés y además estropea las partituras.

Partitura utiles de escritura como hacer un buen ensayo de música coral

Como ya comenté en este otro artículo es fundamental llevar útiles de escritura para apuntar cualquier indicación que dé vuestro director: lápiz, goma, bolígrafo, lápiz de color o subrayador.


3. Asiste a todos los ensayos y no faltes antes de un concierto

Aprender las melodías en casa es fundamental para avanzar con el repertorio… pero no es el objetivo final. En los ensayos es donde el director presenta y comenta las obras, monta las diferentes voces, marca las dinámicas, añade matices… incluso puede cambiar algo que esté escrito en la partitura. Es fundamental asistir a todos los ensayos posibles para aprender todas las indicaciones del director y que también forman parte de la construcción mental que hacemos de la obra.

Por supuesto, antes de un concierto, es fundamental asistir al Ensayo General. En él muchas veces se hacen cambios de última hora, importantísimos para el concierto. Y también es una es una prueba física para comprobar nuestra resistencia, sobre todo si el concierto no tiene pausas y los cantantes estamos de pie todo el rato.


4. Estudia tu voz antes de ir al ensayo

Algunos coros funcionan trabajando las melodías directamente en los ensayos, pero en la mayoría de los casos las melodías se estudian en casa, bien con audios cantados o con los queridos-odiados MIDI. En este último caso es fundamental acudir al ensayo con la melodía trabajada de casa, para que el ensayo sea más ágil.

¡Qué aburrido resulta para el director -y para el resto de cantantes- repetir un pasaje una y otra vez simplemente porque una cuerda no lo ha preparado lo suficiente con antelación!


5. Confía en tu director. ¡Míralo!

Nada hay que le guste más a un director que su coro le mire en los momentos difíciles de una obra, en una entrada o una salida, un ritardando, un cambio de tempo… La complicidad que se establece en ese momento es única, puesto que hay una comunicación puramente visual, sin palabras. Como cantantes en los ensayos es donde se aprende a despegar la mirada de la partitura y mirar al director. ¡Verás cómo disfrutas más de la música!

Por si os resulta de ayuda, en este artículo se enumeran cuáles son los momentos clave para mirar a tu director de coro.

Director en coro música coral

6. Si no sabes algo, pregunta

A veces plantear una duda al director ayuda a resolver un compás difícil de entonar, un ritmo complicado o la pronunciación de una palabra en otro idioma. Piensa que tu director siempre va a preferir que preguntes algo que no entiendes a dar por hecho que lo sabes y que salga mal. Y, además, muchas veces esa misma pregunta ayuda a otros cantantes que no se han atrevido a preguntar. ¡Sé valiente y pregunta lo que no sepas!

Eso sí, asegúrate que la pregunta sea interesante y vaya a aportar información valiosa a ti y al coro. Si no lo tienes claro mejor pregúntale al final del ensayo.


7. Mantén la atención mientras la otras voces ensayan

Cuando se montan obras polifónicas suele haber muchos tiempos de espera que a veces los cantantes aprovechan para hablar con la persona de al lado, mirar el móvil o simplemente despistarse mirando al infinito.

Es mucho mejor mantener la atención a todo lo que ocurra en el ensayo, puesto que de todo podéis aprender algo nuevo: aprovecha estos momentos de montaje con otras voces para cantar interiormente tu voz, practicar la entonación en voz muy baja, la pronunciación… y estate atento. En cualquier momento vuestro director puede dar una instrucción para el resto del coro y os agradecerá enormemente que estéis atentos y entréis donde y cuando corresponda.


8. Esfuérzate igual que el resto de cantantes

En un coro hay muchos tipos de cantantes: algunos cantan “muy bien” porque tienen mucha experiencia cantando y otros únicamente “bien” porque llevan menos tiempo. Pero todos los cantantes son necesarios. Por tanto, esfuérzate para que los ensayos sean útiles para todo el mundo, veteranos y neófitos. Aporta lo mejor de ti mismo y no dejes que nadie haga el trabajo por ti. Aprende y, sobre todo, disfruta de la música.


9. Canta con el corazón. Siempre

Cantar en un coro no es sólo reproducir una serie de sonidos de forma que creemos algo armonioso y perfecto entre todas las voces. También supone darle expresividad a lo que cantamos, sumergirnos en el tipo de obra, en el texto que estamos cantando, y dar lo mejor de nosotros mismos para embellecer el canto coral. Por ejemplo, no deberíamos cantar con la misma expresión una obra dramática como puede ser Stabat Mater o una Misa de Réquiem que una canción popular.

Canto coral con solista soprano

Y no olvidéis que cada ensayo debe darnos tanto a cantantes como a directores un momento de placer musical y bienestar humano, donde cantar nos suponga una tremenda satisfacción y no una frustración o un castigo.

Espero que estos consejos os ayuden a disfrutar más de los ensayos con vuestro coro.

¡Hasta el próximo tutorial!


¿Qué te ha parecido este artículo?

Puntuación: 4 de 5.

16 comentarios

  1. Excelente !!! Me encantó leer este artículo… y muy bien explicado! Me senti identificada y me ayudó a estar más atenta y dispuesta a cualquier atención! Es verdad… siempre hay que mirar a nuestra Directora!! Ella es nuestra guia! Muchisimas gracias!!

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s